COVID-19 is an emerging, rapidly evolving situation.

Get the latest public health information from CDC: https://www.coronavirus.gov
Get the latest research information from NIH: https://www.nih.gov/coronavirus

Click to access mobile menu
Print PDF
  • Share:

Vitamina A

Hoja informativa para consumidores

¿Qué es la vitamina A? ¿Para qué sirve?

La vitamina A es una vitamina liposoluble que se encuentra naturalmente presente en los alimentos. La vitamina A es importante para la visión normal, el sistema inmunitario y la reproducción. Además, la vitamina A ayuda al buen funcionamiento del corazón, los pulmones, los riñones y otros órganos.

Existen dos tipos diferentes de vitamina A. El primer tipo, la vitamina A preformada, se encuentra en la carne vacuna, carne de ave, pescado y productos lácteos. El segundo tipo, la provitamina A, se encuentra en frutas, verduras y otros productos de origen vegetal. El tipo más común de provitamina A presente en los alimentos y los suplementos dietéticos es el betacaroteno.

¿Cuánta vitamina A necesito?

La cantidad de vitamina A que usted necesita depende de su edad y sexo. Las cantidades promedio diarias recomendadas, expresadas en microgramos (mcg) de equivalentes de actividad de retinol (RAE, por sus siglas en inglés) son las que se indican a continuación.

Etapa de la vida Cantidad recomendado
Del nacimiento a los 6 meses de edad 400 mcg RAE
Bebes de 7 a 12 meses de edad 500 mcg RAE
Niños de 1 a 3 años de edad 300 mcg RAE
Niños de 4 a 8 años de edad 400 mcg RAE
Niños de 9 a 13 años de edad 600 mcg RAE
Muchachos adolescentes de 14 a 18 años de edad 900 mcg RAE
Niñas adolescentes de 14 a 18 años de edad 700 mcg RAE
Hombres adultos 900 mcg RAE
Mujeres adultos 700 mcg RAE
Adolescentes embarazadas 750 mcg RAE
Mujeres embarazadas 770 mcg RAE
Adolescentes en periodo de lactancia 1,200 mcg RAE
Mujeres en periodo de lactancia 1,300 mcg RAE
 

¿Qué alimentos son fuente de vitamina A?

La vitamina A se encuentra naturalmente presente en muchos alimentos y en ciertos alimentos fortificados con vitamina A, como leche y cereales. Para obtener las cantidades recomendadas de vitamina A, hay que consumir alimentos variados, como los siguientes:

  • Hígado vacuno y otros órganos (aunque estos alimentos también tienen alto contenido de colesterol, por lo que deberá limitar la cantidad que consuma).
  • Ciertos tipos de pescado, como el salmón.
  • Hortalizas de hojas verdes y otras verduras de color verde, anaranjado y amarillo, como brócoli, zanahorias y calabacines.
  • Frutas, como melón, damascos y mango.
  • Productos lácteos, que son de las principales fuentes de vitamina A en los Estados Unidos.
  • Cereales para el desayuno fortificados.

¿Qué tipos de suplementos dietéticos de vitamina A existen?

La vitamina A se consigue en suplementos dietéticos, en general como acetato de retinilo o palmitato de retinilo (vitamina A preformada), betacaroteno (provitamina A), o una combinación de vitamina A preformada y provitamina A. La mayoría de los suplementos multivitamínicos y minerales contienen vitamina A. Además, se consiguen suplementos dietéticos que sólo contienen vitamina A.

¿Consumo suficiente vitamina A?

En los Estados Unidos, la mayoría de las personas ingieren suficiente vitamina A de los alimentos que consumen y la deficiencia de vitamina A es poco común. Sin embargo, algunas personas tienen mayores inconvenientes para obtener suficiente vitamina A:

  • Los bebés prematuros, que suelen tener bajos niveles de vitamina A en su primer año de vida.
  • Los bebés, niños de corta edad, mujeres embarazadas y mujeres en período de lactancia en los países en desarrollo.
  • Las personas con fibrosis quística.

¿Qué ocurre si no consumo suficiente vitamina A?

En los Estados Unidos, la deficiencia de vitamina A es poco común aunque es frecuente en muchos países en desarrollo. El síntoma más habitual de deficiencia de vitamina A en niños de corta edad y mujeres embarazadas es una enfermedad ocular llamada xeroftalmia. La xeroftalmia es la incapacidad de ver con poca luz y, sin tratamiento, puede causar ceguera.

¿Cuáles son algunos de los efectos de la vitamina A en la salud?

Los científicos estudian la vitamina A para determinar cómo afecta a la salud. A continuación se ofrecen algunos ejemplos de los resultados de estas investigaciones:

Cáncer

Las personas que consumen una gran cantidad de alimentos con betacaroteno podrían presentar un riesgo más bajo de tener ciertos tipos de cáncer, como cáncer de pulmón o cáncer de próstata. Sin embargo, hasta la fecha, los estudios no han demostrado que los suplementos de vitamina A o betacaroteno ayuden a prevenir el cáncer o reducir las posibilidades de muerte a causa de esta enfermedad. De hecho, los estudios demuestran que los fumadores que ingieren altas dosis de suplementos de betacaroteno tienen un mayor riesgo de tener cáncer de pulmón.

Degeneración macular relacionada con la edad

La degeneración macular relacionada con la edad, o la pérdida de la visión frontal en las personas de edad avanzada, se encuentra entre las causas más comunes de pérdida de la visión en los adultos mayores. En las personas con degeneración macular relacionada con la edad que corren alto riesgo de que empeore a una fase avanzada, un suplemento que contiene antioxidantes, zinc y cobre (con o sin betacaroteno) mostró efectos prometedores para retrasar la pérdida de la visión.

Sarampión

Cuando los niños con deficiencia de vitamina A (que es poco común en América del Norte) contraen sarampión, la enfermedad tiende a ser más grave. En estos niños, consumir suplementos con altas concentraciones de vitamina A puede reducir la fiebre y la diarrea provocada por el sarampión. Estos suplementos también pueden reducir el riesgo de muerte en los niños con sarampión que viven en países en desarrollo, donde la deficiencia de vitamina A es frecuente.

¿Puede la vitamina A ser perjudicial?

Sí, el alto consumo de algunas formas de vitamina A puede ser perjudicial.

Obtener demasiada vitamina A preformada (generalmente de suplementos o ciertos medicamentos) puede causar mareos, náuseas, dolores de cabeza, coma e incluso la muerte. El alto consumo de vitamina A preformada entre las mujeres embarazadas también puede causar defectos congénitos en sus bebés. Las mujeres que podrían estar embarazadas no deben tomar altas dosis de suplementos de vitamina A.

Obtener demasiada vitamina A preformada (generalmente de suplementos o ciertos medicamentos) puede causar mareos, náuseas, dolores de cabeza, coma e incluso la muerte. El alto consumo de vitamina A preformada entre las mujeres embarazadas también puede causar defectos congénitos en sus bebés. Las mujeres que podrían estar embarazadas no deben tomar altas dosis de suplementos de vitamina A.

Los límites superiores diarios para la vitamina A preformada se enumeran a continuación. Estas concentraciones no aplican a las personas que toman vitamina A por razones médicas bajo el cuidado de un médico. No se han establecido los límites superiores para el betacaroteno y otras formas de provitamina A.

Etades Limite superior
Del nacimiento a 12 meses de edad 600 mcg
Niños de 1 a 3 años de edad 600 mcg
Niños de 4 a 8 años de edad 900 mcg
Niños de 9 a 13 años de edad 1,700 mcg
Adolescentes de 14 a 18 años de edad 2,800 mcg
Adultos mayores de 19 años de edad 3,000 mcg
 

¿Existen interacciones con la vitamina A que debo conocer?

Sí, los suplementos dietéticos de vitamina A pueden interactuar o interferir con ciertos medicamentos que toma. Por ejemplo:

  • Orlistat (Alli®, Xenical®), un medicamento para perder peso, puede disminuir la absorción de la vitamina A, lo que en algunas personas provoca una baja concentración sanguínea.
  • Hay varias formas sintéticas de vitamina A que se utilizan en medicamentos con receta médica. Entre ellos, se encuentra la acitretina para el tratamiento de la psoriasis (Soriatane®) y el bexaroteno (Targretin®), que se utiliza para tratar los efectos cutáneos del linfoma de linfocitos T. Tomar estos medicamentos en combinación con un suplemento de vitamina A puede causar niveles peligrosamente elevados de vitamina A en la sangre.

Hable con el médico, farmacéutico y otros profesionales de la salud sobre los suplementos dietéticos y medicamentos que toma. Ellos le indicarán si estos suplementos dietéticos podrían interactuar o interferir con sus medicamentos recetados o no recetados o si los medicamentos podrían interferir con la forma en que su cuerpo absorbe, utiliza o descompone los nutrientes.

La vitamina A y la alimentación saludable

Según las Guías alimentarias para los estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans) del gobierno federal, las personas deben obtener la mayoría de los nutrientes de los alimentos. Los alimentos contienen vitaminas, minerales, fibras dietéticas y otras sustancias beneficiosas para la salud. En algunos casos, consumir alimentos fortificados y suplementos dietéticos podría aportar nutrientes que, de lo contrario, no se consumirían en las cantidades mínimas recomendadas. Si desea obtener más información acerca de las formas de mantener una dieta saludable, consulte Dietary Guidelines for Americansexternal link disclaimer y el sistema de orientación sobre alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, MiPlato.external link disclaimer

¿Dónde puedo consultar más información sobre nutrición y suplementos dietéticos?

Visite la página de la Oficina de Suplementos Dietéticos de NIH para obtener información en español y en inglés.

Advertencia

La información contenida en esta hoja informativa de la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS) de ninguna manera sustituye la asesoría médica. Le recomendamos que consulte a los profesionales de la salud que lo atienden (médico, dietista registrado, farmacéutico, etc.) si tiene interés o preguntas acerca del uso de los suplementos dietéticos, y que podría ser mejor para su salud en general. Cualquier mención en esta publicación de un producto o servicio específico, o recomendación de una organización o sociedad profesional, no representa el respaldo de ODS a ese producto, servicio, o asesoramiento de expertos.

Última revisión: February 14, 2020 Historia de cambios en esta hoja informativa